La triste realidad detrás del shahtoosh o ‘chal del anillo’

Follow on Bloglovin

Los chales de shahtoosh son tan finos y ligeros que pueden pasar por un anillo, tan calientes que pueden incubar un huevo de paloma y tan caros que cuestan varias veces su peso en oro. Su nombre viene del Persa y significa “la lana reina”, así la bautizaron los emperadores mogoles hace siglos. Pero su comercialización es ilegal y la verdad que existe detrás de esta prohibición es muy, muy cruda.

shahtoosh-shawl-through-a-ring

Se confeccionan del excepcionalmente suave pelaje del antílope tibetano, también llamado chiru, y que protege a este raro animal del duro clima de la meseta tibetana, su hábitat natural. Durante la historia, ha habido diferentes especulaciones sobre los orígenes de esta lana de lujo. Se dice que sus fibras se recogían de arbustos y rocas cuando el animal mudaba su pelaje de invierno, o incluso algunos comerciantes han llegado a afirmar que procede de un ave. Pero en realidad, este antílope debe ser sacrificado para poder recoger esta lana y ¡se necesitan hasta 4 chirus para la confección de un chal!

Tibet-China-Wilf Life

Tejido por expertos artesanos en Cachemira, los chales de shahtoosh son un símbolo de estatus social en India y Pakistán y uno de los regalos de boda más apreciados. Sin embargo, procesar y llevar un chal de shahtoosh es un delito punible en estos países y cualquier persona que los venda se enfrenta a hasta dos años de prisión y una multa de 1 millón de rupias (7,000 €). El comercio internacional del antílope tibetano también está prohibido bajo la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

Según el WWF, se estima que la población de chiru ha caído más de un 50% durante los últimos 20 años del siglo XX. Anteriormente, el chiru se podía encontrar en toda la meseta tibetana; hoy en día solo se encuentra en la remota zona de Chang Tang, en el noreste del Tibet. Como se explica en este documental, la prohibición internacional sobre el shahtoosh fue decisiva para supervivencia de esta especie en peligro de extinción.

¡No debemos confundir shahtoosh por pashmina! La fina y ligera lana con que se confeccionan nuestros chales se peina de la cabra de pashmina en vida. En Kashmir Shawl Atelier, estamos en contra del maltrato a los animales y tomamos especial atención en asegurarnos que no sufran ningún daño durante el proceso de producción de nuestros chales.

¿Cómo puedes contribuir a la protección del antílope tibetano?
  • ¡No compres shahtoosh! Aunque es ilegal, es posible comprarlo. Las compras alimentan la demanda y esto lleva a más cazas furtivas.
  • ¡Difunde esta información! Comparte este post para que todo el mundo lo sepa.

Categories: Curiosity, Destacado, Fashion

Author: Kashmir Shawl Atelier

Leave a Reply